Sitio oficial del Ayuntamiento de Santoña

Visita a las obras de estabilización del talud del cementerio de Santoña en la playa de Berria

El consejero de Medio Rural, Pesca y Alimentación, Jesús Oria, el alcalde de Santoña, Sergio Abascal, el Concejal de Medio Ambiente, Fernando Palacio y Moisés Cué, concejal de Urbanismo además de los técnicos, visitaron en la mañana de ayer las obras que se están llevando a cabo para estabilizar el talud del cementerio de Santoña en la playa de Berria.
Estos trabajos, que están siendo ejecutados a través de la Dirección General del Medio Natural de la citada Consejería, están justificados dadas las características de las playas de Cantabria, que presentan sistemas dunares muy dinámicos, sensibles y de alto valor ambiental.

Así, los temporales de invierno de 2015 fueron especialmente duros en el frente dunar de la playa de Berria, tras el que se asienta el cementerio de Santoña, por lo que varios puntos se vieron afectados, dejando el talud y su pared bastante desprotegidos y con riesgo de que nuevos temporales provocasen graves daños al cementerio. Fue entonces cuando el Ayuntamiento, en 2016, se vio obligado a reforzar dos puntos con técnicas de bioingeniería que se utilizan para aportar una mayor integración de la obra en el entorno y permitir su restauración ambiental. 

Durante el año 2017, se ha visto la necesidad de completar la obra de refuerzo y estabilización del talud del cementerio, por lo que la Dirección General del Medio Natural de la Consejería de Medio Rural del Gobierno de Cantabria, a petición del Consistorio de la Villa, está realizando nuevas obras por un presupuesto total de 45.000 euros, trabajos que está previsto concluir antes de que finalice el año.
Las obras consisten en la ejecución de dos filas de empalizadas de troncos de madera de eucalipto con una longitud de unos 65 metros, en el sector central del cementerio, que aportarán continuidad a las realizadas anteriormente por el Ayuntamiento, rellenándose con tierra vegetal para dar consistencia a la obra y permitir una mejor integración en su entorno, así como evitar la disipación de la fuerza del oleaje que pudiera provocar erosiones hacia otras zonas de la playa de Berria. Se considera, por ello, muy importante la utilización de técnicas de bioingeniería, que permitirán una revegetación y restauración ambiental del talud en la playa de Berria.